Anuncios desagradables: MasMovil

No puedo evitar comentar lo desacertado que me parece el último anuncio del operador móvil virtual MasMovil. Seguro que muchos de vosotros lo habéis visto, y, sin duda, lo recordáis. Sin embargo, por lo que he podido observar de la gente de mi alrededor, lo único que queda en la memoria es “el anuncio del vómito”, a lo que se asocian comentarios como “es asqueroso”, “siempre lo veo mientras estoy cenando”, o “no puede ser más desagradable”.

Partiendo de la base de que el objetivo del spot no es otro que “poner la marca MasMovil en boca de todos”, cualquier profesional de la comunicación podrá decir que todo eso da igual, que lo importante es que se hable de ti. Se puede estar de acuerdo o no, pero en este caso muy poca gente recuerda exactamente qué es lo que se anuncia. Se asocia vagamente a “una compañía de telefonía móvil”, pero la campaña no ha logrado, al menos en su primera fase, que se hable del “anuncio de MasMovil”.

Y digo lo de “al menos en esta primera fase”, porque no estoy segura de si el equipo de Alberto Lorente, Director de Marketing de MasMovil, esperaba o espera tener la suficiente repercusión como para que esta campaña tenga una segunda etapa, una vuelta de tuerca en internet. Es decir: si el spot no ha sido lo suficientemente eficaz como para hacer recordar al consumidor la marca MasMovil, tiene una segunda oportunidad gracias a Google, ya que buscando “anuncio vómito”, enseguida se descubre la marca en cuestión.

Admiro el gran trabajo de Alberto Lorente en sus etapas en Skype España y Europa. Después también fue creador de polémica siendo Director de Marketing de Simyo, cuando lanzó una campaña enfocada a la comunidad gay.

simyo-cinco-1simyo-cinco-2simyo-cinco-3

Ahora Alberto vuelve a llegar al extremo con un anuncio fuera de lo común, que se salta todas las normas, y que, de alguna manera, utiliza uno de los recursos menos utilizados para llamar la atención. Y lo está consiguiendo, sin duda. Lo que no sé es hasta qué punto este anuncio influirá positiva o negativamente en la imagen de marca de MasMovil a medio-largo plazo. Hay un riesgo: que se relacione “demasiado” a MasMovil con una campaña “asquerosa”, y se asocie el vómito a esa marca. Si eso sucede, será muy difícil dar marcha atrás y cambiar la imagen.

Que hablen de ti es muy difícil, y se llevará el gato al agua quien más innove, no cabe duda; así que hay que atreverse con estrategias más descabelladas. Pero, ¿a cualquier precio?

Acerca de Iruri Knörr

Apasionada por el marketing en todas sus facetas, especialmente el marketing on-line, y entusiasta de las nuevas tecnologías en general. Actualmente Directora de Marketing de Ideateca.

Un comentario en “Anuncios desagradables: MasMovil

Escribe tu comentario