Todas las entradas de: Laura Vergara

Acerca de Laura Vergara

Psicóloga positivista. Entusiasta del mundo empresarial, por lo que actualmente me encuentro cursando Máster en Dirección de Recursos Humanos en la Escuela Europea de Negocios. ¡Tratar de asumir nuevos retos y aprender forman parte de mi día a día!

Marketing interno, ¿Somos conscientes de su eficacia?

Si bien es cierto que el marketing externo es considerado como algo fundamental para el desarrollo y la expansión de toda empresa, esto no ocurre en la misma medida dentro de nuestra empresa.

El marketing interno conlleva todas aquellas acciones que desarrollamos en el seno de nuestra organización encaminadas a cuidar y representar la imagen, misión, visión y valores de la misma. Su efecto, en mi humilde opinión, no sólo se produce en los trabajadores sino también repercute en nuestros clientes. Veamos por qué.

Los trabajadores son los principales receptores del marketing interno de nuestra empresa, pero sus efectos repercuten de manera directa en el trato con nuestros clientes. Pongamos un ejemplo.

Si mis trabajadores conocen los valores de mi empresa, las características clave de mi imagen, logo, colores corporativos, entre otras muchas características. Si están comprometidos con ello, créanme harán todo lo posible por transmitírselo a nuestros trabajadores. Así, en cualquier email, conversación telefónica, conversación personal, etc. en definitiva, en toda interacción con el cliente nuestro trabajador cuidara estos pequeños detalles que sin duda nos ayudarán a marcan la diferencia.

La respuesta que yo encuentro a esta cuestión tras varias reflexiones es sencilla. La implicación y compromiso con nuestra empresa generada a partir del marketing interno es consecuencia de un proceso de interiorización de las características que definen a la organización por parte de los trabajadores. La consecuencia tiene un valor inmenso puesto que se aporta valor a la empresa mediante la transmisión de sus cualidades más positivas.

Como vemos, el marketing interno supone una gran variedad de ventajas para una organización, tanto en la satisfacción e implicación de sus trabajadores como en el impacto que se consigue en los clientes. Desde los departamentos de Recursos Humanos y Marketing y Ventas se debe dedicar un esfuerzo y tiempo continuado a la creación de un verdadero marketing interno.

Yo apuesto por la creación de valor a nuestra empresa a través del marketing interno, ¿y tú?.

Laura Vergara
Psicóloga. Máster en Gestión del Talento y Dirección de Recursos Humanos por la Escuela Europea de Negocios

Genera simpatía a través de campañas publicitarias. ¡No te quedes atrás!

El poder de las emociones es incalculable. Estamos de acuerdo en ello. Por eso mismo, cada vez más las campañas publicitarias van destinadas a causar un impacto en nuestro repertorio emocional. Pero, ¿por qué lo hacen?

La probabilidad de que los consumidores recordemos el producto será mayor, pero sin duda lo que marcará la diferencia es que recordaremos la marca de la campaña publicitaria con simpatía puesto que ha sabido como invocar en nosotros ciertas emociones. Y es que, cuando hablamos de emociones la influencia será mucho más profunda, duradera y positiva.

Un claro ejemplo de estos mecanismos de atracción de consumidores lo podemos observar en el gigante “Apple”. La imagen de su marca se conoce en todo el mundo, y es más, sus seguidores más fieles nunca fallan a la hora de adquirir su último lanzamiento. Apple, es consciente de que su filosofía le define. Compartir su misión y valores ha marcado su exitosa trayectoria. Sin embargo, no cesa y continua sabiendo cómo generar un vinculo emocional con su público objetivo.

Por todo esto y más, os dejo una de las campañas de “Apple” que más me han gustado, en la que podréis observar un inesperado giro de tuerca a las criticas dirigidas a los usos continuos de nuestros dispositivos electrónicos.

Laura Vergara
Psicóloga. Máster Postgrado en Gestión del Talento y Dirección de RRHH.

Jugando con percepciones en publicidad

Las emociones venden. Somos realmente conscientes de ello, por lo que cada vez con mayor insistencia, vemos miles y miles de referencias al concepto de neuromarketing.

Pero, como esto ya lo tenemos más que visto, me gustaría tratar un paso previo a la creación de emociones en el consumidor. La manera en la que captamos los estímulos que nos rodean también va a influir en nuestro comportamiento posterior hacia éstos. Hablamos de PERCEPCIÓN.

La percepción juega un papel fundamental. Todo aquello que vemos en publicidad esta tremendamente estudiado. Nada es por casualidad. Los colores, las formas, los protagonistas del anuncio, su comportamiento o postura corporal, y todo aquello que os podáis imaginar influye en nuestras decisiones de compra.

Estas percepciones nos evocan sensaciones. Si estas sensaciones son positivas de seguro nos llevarán a recordar la publicidad y producto del anuncio provocando que con una mayor probabilidad caigamos en su adquisición. O, es que acaso cuando aparece esa tierna, colorida, y salseada hamburguesa en el televisor, que hasta parece que aún echa humo, ¿No deseáis pegarle un bocado? Estoy segura de que os vienen a la mente miles y miles de ejemplos más.

A continuación, os añado dos vídeos. En el primero podéis ver ejemplos del uso de nuestra percepción en anuncios muy conocidos. El segundo, es un pequeño video que vi hace tan sólo unos días y que me llevo a reflexionar. No siempre las cosas son lo que parecen. Nuestra percepción no siempre acierta, pero desde luego nos influye en los juicios y conclusiones que realizamos.

Laura Vergara Barreiros
Psicóloga. Máster en Gestión del Talento y Dirección de Recursos Humanos

El poder de los grandes influenciadores

Actualmente, de todos es sabido, que las redes sociales ocupan en la mayoría de las personas gran parte de nuestro tiempo. Mostramos sentimientos, sensaciones, pensamientos e incluso reflexiones. Muchos de estos argumentos que son escritos en tan sólo 140 caracteres, como es en el caso de twitter, llegan a tener una gran influencia. Es aquí, donde entra el juego el papel de los grandes influenciadores del momento.

¿Qué es esto de influenciadores? Personas que llegan a tener un gran apoyo y poder en las redes sociales a través de su participación en las mismas. Así mismo, me gustaría destacar que muchos de los influenciadores del momento no son personas famosas o dedicadas a mundos como la interpretación o la música, sino todo lo contrario. Son personas normales como cada uno de nosotros. En estos casos, me atrevería a decir que en muchas ocasiones su poder es mayor ya que nos identificamos con ellos de una manera más fácil lo cual aumenta la credibilidad y confianza que tenemos hacia los mismos.

Igualmente, tenemos que tener en cuenta que los influenciadores son muy variados y podemos encontrarlos en cada uno de los sectores en los podamos imaginar, ya que en la mayoría de los casos están especializados en un tema en concreto.

Ahora que ya sabemos la importancia de los influenciadores en las decisiones de compra o consumición de servicios, es imprescindible saber reconocerlos. Las formas más fáciles de identificarlos es:

– La cantidad de tweets y retweets que tienen
– La frecuencia y “likes” en Facebook
– Su interacción con otros líderes de opinión

La fuerza de estos influenciadores no ha pasado desapercibido para las grandes marcas quiénes han tomado conciencia de esta influencia y tratan de utilizarlos como una forma de representar su imagen, producto o servicio. Por ello cada vez más, podemos encontrar a estas marcas invitando a los grandes influenciadores del momento a conocer y probar sus productos o servicios, con el objetivo de que éstos se conviertan en representantes de los mismos. Como consecuencia, las grandes empresas consiguen llegar a un mayor conjunto de gente y dar a conocer sus servicios añadiéndole un valor positivo aportado por el poder del influenciador.

Esta estrategia de marketing está en pleno auge, ¡No seamos los últimos en llevarla a cabo!

Laura Vergara Barreiros
Psicóloga. Máster en Gestión del Talento y Dirección de Recursos Humanos

El anuncio que está revolucionando internet

La fundación australiana Learn For Life ha causado una gran expectación con su última campaña publicitaria. El spot llevado a cabo por Henry Inglis y Aaron McCann y cuyo nombre es “Set Yourself Free” pretendía ser un video que animase a los jóvenes a cumplir con sus responsabilidades y no evadir la asistencia a clase. No obstante, ha resultado ser un vídeo tremendamente sensible para muchos colectivos, quiénes se han mostrado conmocionados a través de las diferentes redes sociales.

En esta campaña podemos ver como un conjunto de jóvenes tienen que hacer frente a una serie de consecuencias desastrosas debido a que deciden saltarse las clases. ¡No os cuento más, aquí tenéis el video!

Algunos medios de publicidad indican que los propios autores de este ya famoso spot afirmaron que, además de concienciar, pretende ser una crítica a la ya “típica” publicidad en la que sólo se enfatizan exagerados momentos de felicidad.

Son muchas las opiniones al respecto de esta campaña. Podemos encontrar a personas que muestran apoyo a este tipo de spots, afirmando que la crudeza es la única que puede dar lugar a una asimilación del peligro. Sin embargo, también un amplio conjunto de personas defienden que este tipo de vídeos hieren la sensibilidad de quiénes los visualizan. Igualmente, hay quienes dudan de la eficacia de este spot para la concienciación en jóvenes, ya que para ellos esta situación podría ser interpretada como poco realista.

Y tú, ¿Cuál es tu opinión al respecto?

Laura Vergara Barreiros
Psicóloga. Máster en Dirección de Recursos Humanos

Presencia del Product Placement Virtual

El Product Placement Virtual es una técnica cuyo uso en nuestro país ha sido importado desde Estados Unidos. Este método publicitario se encuentra disponible desde hace unos años, sin embargo, actualmente estamos observando cada vez más ejemplos de su empleo mediante campañas publicitarias españolas.

La utilización y puesta en marcha de dicha técnica es muy sencilla. Consiste en introducir de manera virtual y artificial elementos publicitarios dentro de una serie o película ya grabada.
La principal ventaja de la utilización del Product Placement Virtual, es que al introducirse el mensaje publicitario mientras se desarrolla la historia de la serie o película el espectador visualiza la publicidad de manera obligatoria, ya que no tiene la opción de saltársela como ocurre con los anuncios convencionales en televisión.

Además, mediante esta técnica los publicistas podrán aplicar sus mensajes publicitarios en series o películas cuya visualización también tenga lugar en el extranjero, lo cual permite obtener una gran expansión del contexto y población a la que se dirige el anuncio publicitario del producto en cuestión.

No obstante, no todo puede ser positivo. Su utilización debe ser cuidadosa en especial con dos aspectos. En primer lugar, el factor rechazo. No podemos alejar en exceso el mensaje publicitario de la realidad que se muestra en la serie o televisión, ya que esto provocaría una pérdida de credibilidad e interés hacia el producto. En segundo lugar, debemos tener cuidado con el factor temporal. No es conveniente utilizar mensajes publicitarios en series y/o películas cuya emisión ya es antigua, ya que sí esto es detectado por el receptor puede crear cierta resistencia hacia nuestro mensaje.

En definitiva, la utilización de la técnica Product Placement Virtual puede ser muy beneficiosa, pero en su puesta en marcha debemos tener precauciones y tratar de asentar nuestro mensaje publicitario en un equilibrio con el contexto en el que éste se presenta.

Laura Vergara Barreiros
Máster Postgrado en Gestión del Talento y Dirección de Recursos Humanos

¿Calidad o Cantidad en publicidad?

La cuestión en temas de publicidad sobre qué es mejor, sí la cantidad de “ruido” que genere nuestro producto o servicio, o bien la calidad de dicha información, continua siendo hoy un día un tema de gran controversia. Y, es que no es para menos.

De todos es conocido el refrán “Más vale poco y bueno que mucho y malo”. Pues bien, desde mi humilde punto de vista este refrán no nos vale cuando hablamos de publicidad. Veamos por qué.

Por supuesto yo soy de las que creen que la calidad debe valorarse por encima de la cantidad. No obstante, siempre debemos cubrir la necesidad de que nuestro producto o servicio sea conocido por nuestro público. Esto no es tarea fácil ni mucho menos, por lo que llegamos a cometer errores incalculables.

Realmente es vital que nuestro público nos conozca. Por ello, numerosas campañas publicitarias no dudan en bombardearnos continuamente con mensajes publicitarios por diversos canales. Pero, ¿si todas las compañías hacen lo mismo, como puedo yo recordar un producto o servicio?

La calidad de la información que se transmite mediante la publicidad será la que marque la diferencia. Cada uno de nosotros recibimos al día cientos y cientos de mensajes publicitarios, sin embargo sólo somos capaces de centrarnos y recordar las cualidades de productos determinados. He ahí, la importancia de la calidad de nuestra publicidad. De lo llamativa que esta sea, del énfasis que se ponga en las cualidades positivas del producto, de la sensibilidad que genere o de lo excitante que pueda llegar a parecerme.

En definitiva, cuando hablamos de publicidad debemos modificar el ya famoso refrán. Hagamos nuestro producto visible al público al mismo tiempo que presentamos información de calidad. Por lo tanto amigos, no hagamos de la calidad o cantidad una dicotomía, sino que tratemos de trazar un camino conjunto para ambas.

Laura Vergara Barreiros
Psicóloga. Máster en Gestión del talento y Dirección de Recursos Humanos.

¿Qué debemos tener en cuenta para hacer una buena investigación de mercados?

Somos conocedores de que el marketing centra toda su atención en las necesidades del comprador y los medios a los que éste accede para satisfacerlas. No obstante, en ocasiones cometemos grandes errores al dar por hecho qué es lo que nuestro público quiere. Entonces, ¿Qué debemos hacer? Simplemente preguntar. Y, en eso amigos, es en lo que consiste la investigación de mercados.

La investigación de mercados (IM), es una herramienta muy poderosa que nos permite adquirir información sobre las posibles oportunidades de mercado, así como, la forma más eficiente de producir o distribuir nuestro producto o servicio”. Sin embargo, en su puesta en práctica debemos tener presente una serie de premisas o consideraciones.

La IM es específica para el momento y mercado en el que se lleva a cabo. Sin duda, la extrapolación de resultados a otro contexto solo nos traerá problemas para nuestro negocio. Sí lo sé, es costoso, nos quita mucho tiempo, y requiere un gran esfuerzo. Pero, os aseguro que todo ello merece la pena por la cantidad y calidad de información que podemos obtener mediante ella.

Asimismo, la velocidad a la que se producen los cambios en el entorno y la constante aparición de competencia nos obliga a llevar a cabo un IM no sólo en el inicio de nuestro negocio, sino también a lo largo de su evolución. De esta manera, podremos identificar futuros problemas y establecer los cambios necesarios.

Existen dos preguntas que nos permitirán recordar cómo llevar a cabo una correcta investigación de mercados, ¿Qué ocurre y por qué? , y, ¿Cuánto ocurre?. Primero, tenemos el cometido de conocer las motivaciones, emociones, opiniones y comportamientos de nuestro público, lo cual en su conjunto podemos denominar el Análisis Cualitativo. Segundo, debemos cuantificar en cifras objetivas lo acontecido, es decir, desarrollar un Análisis Cuantitativo.

Finalmente, es nuestra responsabilidad ser críticos. Si los resultados no se corresponden con lo que esperábamos lo mejor que podemos hacer, por mucho que esto nos cueste, es desecharlos y tirarlos a la basura. No podemos pretender vender un producto que no interesa a la población. Sería un fracaso estrepitoso y sin posibilidad de retorno.
Como vemos, la investigación de mercados nos presenta una amplia gama de ventajas donde cabe destacar la minimización de riesgos y la detección de oportunidades de mercado. Pero, recordemos que es tan indispensable realizar una investigación de mercados, como hacer esta de manera correcta y rigurosa.

Laura Vergara Barreiros
Máster en Dirección de Recursos Humanos por la Escuela Europea de Negocios

¿Por qué nos vendemos como perfectos? ¡Somos humanos, no lo somos!

No cabe duda de que debemos potenciar hoy más que nunca nuestra marca personal o personal branding, debido a la gran competencia directa en el mercado laboral. Pero, ¿en qué consiste esto de la marca personal?, ¿Qué tiene que ver el marketing con esto?

Tanto la creación como el aprovechamiento de nuestra marca personal conllevan elaborar un proceso de puro marketing. En este procedimiento nosotros representamos el producto que queremos que sea “comprado” por el receptor de nuestro mensaje o empresa particular.

Para ello, como con cualquier otro producto que deseemos vender, debemos identificar las características y logros que nos definen y nos permiten diferenciarnos del resto de los competidores. Si bien, damos por hecho que establecer las competencias tanto personales como profesionales que mejor representan nuestro carácter es una tarea fácil, en la práctica nos resulta realmente difícil. En este sentido, no consideremos como tiempo perdido aquel dedicado a reflexionar, descubrir emociones, y asumir retos entre otros, puesto que esto nos permitirá especificar qué nos caracteriza.

Además, la complejidad aumenta cuando nos encontramos en situaciones en las que nos vemos obligados a mostrar nuestros talentos a un tercero. Por supuesto, en estos casos debemos enfatizar las cualidades que nos conviertan en la opción preferente. No obstante, en ocasiones cometemos el error de excedernos en el discurso de nuestras ventajas como producto. Pongamos un ejemplo.

“Llegamos a una tienda y la dependienta de la misma nos presenta un producto de una manera realmente atosigadora. Dicha dependienta únicamente se centra en resaltar los aspectos positivos de este producto al mismo tiempo que menosprecia a todos aquellos similares. Incluso, llega a vincularlo con aspectos de nuestra personalidad que ella supone conocer. Como consecuencia, en muchos de los casos nuestra respuesta se corresponderá con una pérdida de la credibilidad y valoración que teníamos hacia ese producto, no completando la compra del mismo.”
Pues bien, esto también nos puede suceder al tratar de vendernos. Elaboramos discursos donde tratamos de acaparar todas y cada una de las competencias o talentos que puedan existir, sin detenernos a pensar si éstas son realmente las que nos hacen sobresalir.

No olvidemos que somos humanos, y como tal imperfectos. Tanto nosotros como aquel que nos compre debe saberlo. Debemos pues, personalizarnos. Centrarnos en aquello que nos hace únicos. Esta sin duda será la mejor forma de que nos compren.

Laura Vergara Barreiros
Máster en Dirección de Recursos Humanos en la Escuela Europea de Negocios