Un cartel mágico

¿Quién dijo que los carteles de publicidad eran aburridos? Seguro que aquellos que pensaron que únicamente por diseñarlo y colgarlo ya tendrían el éxito asegurado… ¡Pues no señores! No se trata de sólo de eso, hay que currarselo y conseguir sorprender si queremos conseguir buenos resultados.

Y aunque se trata de un formato tan simple como el papel hay muchas de conseguir que esto suceda, un diseño creativo, colocarlos en un lugar diferente, jugar con los tamaños, el material sobre el que se impriman, jugar con la falta de información, etc. ¡Quién no nos sorprende es porque no se arriesga! ¿Y qué pasa cuando no nos sorprenden? Pues que acaban pasando desapercibidos ante nuestros ojos, y por lo tanto, no consiguen sus resultados y la inversión que se realiza en estos acaba siendo un gasto.

el poster magico

Pues el cartel que promociona el Quebec City Magic Festival si que ha conseguido dejarnos con la boca abierta, y con un diseño sencillo en el que se ve un sombrero negro sobre un fondo blanco. A priori, ¿cómo que no parece muy llamativo, verdad?
Pues bien, dentro del diseño se incluye una llamada para que hagamos una foto con flash desde nuestro smartphone, y una vez realizada… ¡sorpresa! Nos encontramos con un texto que antes no podíamos ver. Se trata de idea de una sencilla, y es que de lo sencillo es de lo que normalmente nos solemos olvidar antes, pero en este caso seguro que no nos pasa. Y me vuelvo a referir a lo sencillo, porque la premisa básica de la publicidad es que llegue al público objetivo, y en este caso, “forzando” de una manera muy sutil a que hagan una fotografía del cartel se han asegurado que el público haya recibido el mensaje; y además, haya interactuado con la publicidad, experiencia de usuario pura y dura.

¡Y es que lo bueno, si es sencillo, dos veces bueno!

5 thoughts on “Un cartel mágico”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *