La Navidad de Coca-Cola y los juguetes que inciten a hacer deporte

Nada de PSP, ya está bien de jugar sentado. Eso es lo que quiere transmitirnos Coca-Cola con su spot para 2011. Alejado de efectos especiales y grandes presupuestos, este año, su Santa Klaus rescatado y convertido al rojo, se aprieta también el cinturón y pasa directamente a un mensaje claro, directo y que demuestra su preocupación.

A las imágenes les acompaña en todo momento un mensaje muy directo y perfectamente entendible por pequeños y mayores: haz deporte.

Con este mensaje, Coca-Cola muestra que solo hace falta un balón para mover a la acción a los niños. Y es que, quizás se pasan el día con una videoconsola porque o no tienen el balón o nadie se lo pone delante para que se animen a salir al aire libre y disfrutar de la niñez como años atrás hacíamos. Son años que no vuelven, son momentos para disfrutar y es mejor ver la vida desde fuera que desde una pantalla.

Así, Coca-Cola quiere preocuparse por la salud de los niños. Su bebida no es precisamente algo de lo que abusar para mantener una vida sana, pero tampoco es incompatible tomada con moderación y como complemento a una vida sana. Esta Navidad, Coca-Cola y Papá Noel, quieren traer regalos saludables.

Bajo este mensaje, la canción lleva el nombre de Axel y Nadine Dweek con una adaptación obra de Juan Blas Caballero. El anuncio ha sido presentado en España y Argentina, entre otros países, y por el bien de todos los niños, esperamos que esta vez también se le haga el mismo caso que en anteriores ediciones, como en el caso de la Fábrica de la Felicidad, cuyas animación hicieron disfrutar de ver un anuncio en televisión. Esta vez, la producción no es tan impresionante, pero su mensaje es más importante.

Escribe tu comentario