La primera campaña de McCan para Ikea recurre a la cámara oculta

Hace algunos meses Ikea anunciaba que dejaba de trabajar con *S,C,P,F y que apostaría por McCan para realizar sus campañas publicitarias. Pues bien, la primera de ellas no se ha hecho esperar y bajo un toque de humor la han presentado ya.

La campaña gira en torno al nuevo servicio de la compañía: todo aquel que meriende o cene en sus restaurantes se llevará el importe en una tarjeta regalo. Para comunicarlo, han creado una peculiar historia en un restaurante con actores que eran grabados por cámara oculta. Estos forman una familia que pretenden llevarse el mobiliario del local bajo la estupefacta mirada de clientes y trabajadores. Porque “que el menú se convierta en la decoración de tu casa solo pasa en Ikea”.

La campaña incluye un spot para televisión en versiones de 60, 30 y 20 segundos, otra versión con contenido extra para digital y diferentes cuñas de radio. Estará en el aire hasta el 27 de julio.
“Hemos optado por utilizar el humor, un tono muy propio de Ikea y que además, en esta campaña, funciona muy bien al ser una promoción. Para nosotros era un auténtico desafío y esperamos que a la gente le llegue”, dice en una nota Mónica Moro, directora general creativa de McCann.

Un comentario en “La primera campaña de McCan para Ikea recurre a la cámara oculta

  1. ¿Soy el único al que le apetece partirle la cara al barbas? Andar tocando la fibra sensible a los camareros que sabes que no pueden defenderse, que diver!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *