‘Live true’, no te traiciones a ti mismo

Hace días me hablaron de una persona que había cambiado su vida. Dejó un trabajo que le estaba matando, cogió una mochila con pocas pertenencias y comenzó a recorrer España. Puede que suene algo irreal pero esta persona comenzó a ser feliz en ese preciso momento.

Estamos en época de crisis (esta es la frase que se repite una y otra vez) y muchas veces no seguimos el camino que cogeríamos en otro momento. Pero esta nueva campaña de Dewars te hace pensar. Recapacitar. ¿Realmente merece la pena hacer algo que no nos llena? ¿es realmente eso vivir?.

Live-True-con-Dewars-White-Label

La marca de whisky escocés nos anima a vivir lo que nos pide el cuerpo, dejar fluir lo más profundo que llevamos dentro y lo más importante, creer en ello y mantenerse fiel a uno mismo. Eso es ‘Live true’.

Un spot con mucho sentimiento.

Un comentario en “‘Live true’, no te traiciones a ti mismo

  1. Charles Bukowski y White Label: la perversión del mensaje literario.

    Hace unos días vi un anuncio que me impresionó. Alguien me decía que “si no te sale ardiendo de dentro, no lo hagas”. Dejé todo a un lado y me quedé, en silencio, escuchando: “a no ser que salga espontáneamente de tu corazón y de tu mente y de tu boca y de tus tripas…no lo hagas”. Pero yo ya había escuchado esto antes; no era la primera vez que Bukowski me advertía de que si no te sale a borbotones del alma…será mejor que no intentes ser escritor. Así que ahí estaba yo, quieta, impresionada y sin saber quién, cómo o de qué manera a alguna marca se le había ocurrido emplear poesía en un anuncio que normalmente omitiría de un vídeo cualquiera de youtube.

    A los pocos días, las redes sociales empezaron a echar humo. Tantos y tantos jóvenes impresionables y con una gran necesidad de que alguien les dijera que sólo les debe mover aquello que les salga ardiendo del corazón, comentaban, twitteaban y alababan a “uno de los mejores anuncios de la historia”: “live true” es como lo denomina la marca de Whisky escocés que sabe muy pero que muy bien cómo mover los afectos y manipular las emociones. Retórica pura destinada a esa juventud a la que se le llena el pecho de aire fresco con mera tergiversación de la palabra. De este modo, “White Label” propone un modo de vida -por lo visto muy novedoso, fresco y sin precedente alguno, tal y como aseguran las mentes vacías de esos twitteros con un millón y medio de seguidores y que son “la voz de la nueva generación de las redes” por estar muy en la onda de lo que se escucha en Europa FM y salir en las fotos con el pulgar hacia arriba y la gorra ladeada- que en realidad se resume en que para beber una buena copa de 40º te tiene que salir del maldito alma: una bebida espirituosa es lo que debe llenarte el espíritu: en eso ha quedado el poema de Bukowski. Al resto del mundo, les digo que, si escucharon ese anuncio y se quedaron prendados de lo que decía -por su mensaje y no por una malintencionada retórica del absurdo- aquí dejo el verdadero poema de este -tan controvertido- escritor alemán.

    ¿Así que quieres ser escritor? – Charles Bukowski.

    “Si no te sale ardiendo de dentro,
    a pesar de todo,
    no lo hagas.
    A no ser que salga espontáneamente de tu corazón
    y de tu mente y de tu boca
    y de tus tripas,
    no lo hagas.
    Si tienes que sentarte durante horas
    con la mirada fija en la pantalla del ordenador
    ó clavado en tu máquina de escribir
    buscando las palabras,
    no lo hagas.
    Si lo haces por dinero o fama,
    no lo hagas.
    Si lo haces porque quieres mujeres en tu cama,
    no lo hagas.
    Si tienes que sentarte
    y reescribirlo una y otra vez,
    no lo hagas.
    Si te cansa sólo pensar en hacerlo,
    no lo hagas.
    Si estás intentando escribir
    como cualquier otro, olvídalo.

    Si tienes que esperar a que salga rugiendo de ti,
    espera pacientemente.
    Si nunca sale rugiendo de ti, haz otra cosa.

    Si primero tienes que leerlo a tu esposa
    ó a tu novia ó a tu novio
    ó a tus padres ó a cualquiera,
    no estás preparado.

    No seas como tantos escritores,
    no seas como tantos miles de
    personas que se llaman a sí mismos escritores,
    no seas soso y aburrido y pretencioso,
    no te consumas en tu amor propio.
    Las bibliotecas del mundo
    bostezan hasta dormirse
    con esa gente.
    No seas uno de ellos.
    No lo hagas.
    A no ser que salga de tu alma
    como un cohete,
    a no ser que quedarte quieto
    pudiera llevarte a la locura,
    al suicidio o al asesinato,
    no lo hagas.
    A no ser que el sol dentro de ti
    esté quemando tus tripas, no lo hagas.
    Cuando sea verdaderamente el momento,
    y si has sido elegido,
    sucederá por sí solo y
    seguirá sucediendo hasta que mueras
    ó hasta que muera en ti.
    No hay otro camino.
    Y nunca lo hubo.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *