Una máquina expendedora que nunca antes habías visto

Imagina que vas tan tranquilo caminando y te encuentras con una máquina expendedora de refrescos. Tienes sed, así que decides acercarte y sacar una botellas para refrescarte. Hasta aquí todo normal. Sin embargo, en Coreo fueron un poco más allá y crearon esta divertidísima acción de marketing.

La marca de refrescos Chilsung Cider montó todo un despliegue para llevarla a cabo en la estación de Yong-San. A todo aquel que se acercarse a la máquina en la que se vendían estos productos le sucedía algo increíble. La pared se gira para llevar a esas personas a una habitación en la que el suelo es una cama elástica gigante y el techo está lleno de refrescos. 

¿Querían un refresco? Lo consiguieron gratis saltando por él 🙂

La acción estuvo activa durante 7 días y todos aquellos que participaron, cerca de 7.000, eran animados a dejar escrito un deseo. De entre todos los recibidos, la compañía eligió a 7 de ellos para hacerlo realidad. ¡Una acción de marketing redonda!

Aquí os dejo el enlace del vídeo para que lo veáis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *