Publicidad en los vídeos de YouTube

Google no ha querido desaprovechar los millones de vídeos que se ven diariamente en su portal YouTube.com, según puede leerse en su blog oficial. Así, pretende revolucionar la publicidad en vídeo en la web. No parece ser suficiente con los banners y anuncios que se ven cuando navegamos por el portal en busca de imágenes curiosas, graciosas, sorprendentes…

A partir de hoy, también veremos anuncios impresos en el propio vídeo. "La novedad es que ahora ofrecemos a nuestros partners la posibilidad de incorporar anuncios YouTube InVideo en sus vídeos. Se trata de sobreimpresiones animadas que aparecen en la parte inferior del vídeo", ocupando aproximadamente una quinta parte de la superficie, explican en su blog. Si te interesa lo que ves y haces click, el vídeo se pone en pausa y pasarás a ver el spot correspondiente. Si no te interesa y no haces click, sencillamente desaparecerá.

Según relata Times, los anuncios aparecen 15 segundos depués del comienzo del vídeo, y el faldón se desvanece 10 segundo depués. Al parecer, el usuario tendrá la posibilidad de "cerrar" la sobreimpresión, aunque según indica Eileen Naughton, Directora de Plataformas Multimedia de YouTube, "sólo el 10% de los usuarios deciden cerrar la publicidad", lo que demostraría que no se considera intrusiva ni inapropiada. Por el momento, esta modalidad de publicidad sólo se aplicará a vídeos proporcionados por sus partners, como Warner Music.

20 anunciantes (BMW, o la productora audiovisual MGM, entre otros) ya han probado este nuevo servicio. Tiene un coste de 20 dólares por cada 1.000 impresiones, y el beneficio se reparte entre el sitio web y el proveedor del vídeo. El sistema sólo estará disponible en Estados Unidos en primer lugar, pero en los próximos meses se espera su expansión internacional, incluyendo España.

Publicidad en el móvil

Creo que no se le escapa a nadie que el teléfono móvil se ha convertido en un utensilio indispensable para nuestro día a día. Este hecho no se les escapa a los anunciantes, que cada vez se esfuerzan más por sacar provecho a esta situación. Cabe destacar que la penetración de estos aparatos supera en algunos países el 100%, es decir, que hay más móviles que habitantes (en España por ejemplo, los últimos datos hablan de una media de 2 móviles por persona).

En este contexto, el móvil se ha convertido en un medio muy atractivo para los anunciantes, ya que se puede emitir una publicidad muy directa y difícilmente “esquivable”. Ya no hablo sólo de los anuncios vía SMS (¿quién no ha recibido un mensaje publicitario en el móvil?), sino de formatos más allá del mensaje corto.

Movistar ya comenzó a poner banners y enlaces patrocinados al navegar por su servicio e-moción, pero según indican los expertos, como el profesor Ralf Schenberg, del Institut für Mobile Marketing (Instituto de Marketing Móvil, Münster, Alemania), la penetración de banners y enlaces patrocinados alcanzará los niveles que tienen en internet en un plazo de cuatro o cinco años.

Otra vía de publicidad por móvil en expansión es el Bluetooth, método que ya se utiliza en ferias y eventos deportivos, por ejemplo. De esta forma, el usuario que tenga el Bluetooth activado en su móvil y pase por ejemplo junto a un stand concreto, recibirá en su móvil información relativa a la feria, a la empresa en cuestión o algún mensaje publicitario o informativo. Marketing directo en estado puro.

Habrá que prepararse, porque estábamos muy tranquilos con nuestros móviles… hasta ahora.

Via: mas34.net 

Los nuevos formatos publicitarios en TV

Hablábamos hace algunos días de la saturación publicitaria de la televisión y sus correspondientes multas. La ley ya no permite a las cadenas introducir más minutos de publicidad, pero los anunciantes siguen demandando espacios. Han subido los precios de forma exponencial, hasta precios prácticamente impagables para pequeños anunciantes.

En este contexto, las cadenas se han visto obligadas a buscar nuevas vías para conseguir ingresos, y así se ha llegado a los "mini bloques" de anuncios, los publirreportajes encubiertos, los "Volvemos en 2 minutos", etc., que rozan la legalidad (ya que no se contabilizan como "bloque de anuncios"). Pero, ¿qué hay de la rentabilidad de estos espacios? ¿Valen lo que cuestan? Pongo en duda si realmente consiguen su objetivo: que el telespectador no cambie de canal y se quede a ver los spots…

Visto lo visto, ¿chocan los intereses de las cadenas, anunciantes, telespectadores y Gobierno? ¿O es ésta la fórmula que más agrada a todas las partes interesadas? Habrá que ver el desarrollo de los hechos: el consumidor cada vez es más exigente y tiene más alternativas (como la TV de pago), y con denuncias de la UE de por medio. Seguramente veremos cambios en los próximos meses.

Kevin Costner en anuncio de Apple

Rebuscando en el baúl de los recuerdos, se puede ver a un jovencísimo Kevin Costner protagonizando uno de los primeros anuncios de Apple, en el que se daba a conocer el ordenador "Lisa", allá por 1983.

Anuncio de Apple en Videolandia

"Lisa" fue el primer ordenador de consumo particular con teclado y ratón. En el spot ya se deja ver la filosofía que ha puesto a Apple donde está ahora: "[…]soon there’ll be just two kinds of people – those who use computers and those who use… Apples”, que viene a ser algo como: "Pronto habrá sólo dos tipos de personas: aquéllas que utilizan ordenadores, y aquéllas que utilizan Apples" 😉

Tarjeta amarilla a España por la publicidad en televisión

La Comisión Europea ha expedientado a España por incumplir la Directiva "Televisión sin fronteras", que fija un máximo de 12 minutos de publicidad por hora de emisión, y un mínimo de 20 minutos entre pausas publicitarias. Según los informes elaborados por una consultoría independiente, "ha puesto en relieve numerosas y frecuentes violaciones de las normas en las mayores cadenas de televisión", refleja el comunicado.

Vivane Reding, comisaria europea de Sociedad de la Información, insistió en que "España no ha tomado las medidas necesarias para garantizar el respeto efectivo de todas las disposiciones de la Directiva", y pidió asimismo que se haga todo lo posible para rectificar esta situación y "crear un auténtico mercado interior de los servicios de medios audiovisuales". España dispone ahora de dos meses para presentar sus alegaciones y tomar las medidas necesarias.

Quizá gran parte del problema venga a raíz de los cada vez más habituales publirreportajes, como los espacios "Crono" en Antena3 o "Flash" en Telecinco, que probablemente no sean contabilizados como "publicidad" por las cadenas. Así lo indica el comunicado de la Comisión Europea, que reconoce que España "ha interpretado de manera demasiado estrecha el término ‘anuncio’".

Cada vez menos hueco para anuncios, pero cada vez más demanda por parte de los anunciantes. Las cadenas se ven obligadas a buscar nuevas fórmulas para poner más publicidad rozando la legalidad. Por su parte, el espectador presencia impotente esta "guerra".